Antiguos colores recuperados



Vuelven a ver la luz unas pinturas de Nicolás Francés, del siglo XV, en la catedral de León, que se daban por perdidas.

Unas pinturas del artista Nicolás Francés, que datan del siglo XV y que se daban prácticamente por perdidas, se han recuperado en la catedral de León en el transcurso de las obras de restauración de un mural de este pintor, del que ha salido a la luz la escena del martirio de San Sebastián.

El mural es de estilo gótico internacional, con clara influencia miniaturista, y fue creado por el artista en 1459, para la capilla de San Sebastián y San Fabián. Aunque hoy día se halla está en la capilla de Santa Teresa de la catedral leonesa. Mide ocho metros de alto y 5,10 de ancho.

Ahora, gracias a los trabajos de restauración, se ha logrado sacar a la luz esta parte superior del mural, que representa a San Sebastián sobre una peña padeciendo el martirio, con nueve verdugos, entre arqueros y ballesteros. En la parte inferior del mural se representan cuatro santos, San Fabián, San Antonio Abad, San Bartolomé y San Antolín.

El mural fue redescubierto en 1920 con motivo de las obras de restauración de la catedral leonesa, tras haber permanecido más de trescientos años oculto tras un retablo, que se puso cuando esta capilla cambió de advocación. Todo él estaba aquejado de humedades, sucio y en algunas partes muy deteriorado, prácticamente invisible.

La parte superior se llegó a considerar irrecuperable, ya que ésta se decidió tapar con un revoco, al que se le añadieron sucesivas manos de pintura. Para estos trabajos de recuperación, que han durado más de once meses, se tuvieron que eliminar todas las capas superpuestas del mural y tratar las múltiples humedades que tenía.

Del mural, se sabe que es del artista Nicolás Francés, pues hay documentos que así lo acreditan y hay evidencias de que fue terminado en 1459, ya que de ésta época, se conserva un documento del artista que pedía que se reubicaran unas vidrieras para poder pintar con luz natural.

Nicolás Francés fue un pintor del siglo XV. Llegó probablemente de Francia para trabajar en España ya desde 1434, sobre todo en los reinos de Castilla y de León. Son destacables su retablo de San Esteban, hoy día en el Museo del Prado, y su retablo de Santa Clara en Tordesillas. Es también autor del retablo principal de la catedral de León, del que no se conservan más que algunas de las numerosas tablas con las que contaba en su origen.

Nota