¿Cómo reconocer una antigüedad?



Muchas veces hemos recibido mails con la misma pregunta: «¿Cómo puedo saber si mi pieza es antigua?», una duda que al parecer también inunda las redes sociales, los foros de internet y videos donde algunos expertos creen dominar el tema. Es interesante leer algunas de las respuestas, porque en ellas se puede ver que el desconocimiento es muy atrevido y que también de opinólogos están llenas las redes virtuales.

Seguramente habrás leído alguna cosas como: «Es muy fácil saber si es auténtica tu pieza; si pesa mucho, es que es buena», o alguna otra de éstas genialidades: «Por el aroma, si huele a viejo, es que es antigua». Aunque te parezca irreal, aún hay gente que cree en la alquimia, ¿sabías que existen  restauradores (...) que hacen limpiezas físico-químicas de película pictórica con cebolla?, ¿que hay quienes consolidan dorados tradicionales con colas de contacto?, así es, el mundo todavía sigue asentado en la época de la no-pro-fe-sio-na-li-dad, como lo lees, gracias al exceso de información, ahora todo mundo parece ser un experto, y por ello la falta (paradógicamente) de información que indique a ciencia cierta lo correcto en cuanto al estudio de una pieza.


Para determinar si una pieza es antigua, existen prácticas organolépticas que se pueden aplicar primordialmente con un examen previo de la pieza, pero este método no te dará resultados veraces de la originalidad del objeto que pretendes investigar; aún así será uno de los pasos a seguir, ya que con ello se puede determinar la morfología matérica de algunos de los estratos. Es cierto que se requiere una experiencia previa que solamente se adquiere con la práctica rigurosa en el campo de trabajo, pero es funcional hasta cierto punto. Si lo que se busca es exactitud, entonces es necesario hacer pruebas químicas que identifiquen cuáles son las características específicas de cada uno de los materiales, para así, confirmar si corresponden a la época histórica en la que está enmarcada la pieza.


También hay más métodos, para ello existen profesionales que te pueden orientar sin habladurías o utilizando métodos cósmicos poco fiables. Recuerda que saber la antigüedad de una pieza dependerá de cada uno de los estratos que la componen, por lo que muchas veces una sola persona, por muy experta que se denomine, no podrá tener claro a simple vista si el objeto pertenece a cierta época o no.
Tags: curso de policromía, curso de restauración de arte, curso de dorados, curso de restauración en Valencia, escultura policromada