Agentes de deterioro bióticos.


Trozo de madera Renacentista atacada por Xilófagos.

La madera es atacada por xilófagos causando daños irreversibles, ya que pierde sus características principales, aun así, esta puede ser consolidada utilizando productos específicos.

Para prevenir ataques de insectos, es necesario utilizar productos insecticidas que sean adecuados para las características de la pieza.

En la familia de los Coleópteros encontramos tres clases que suelen ser las más comunes al atacar: anóbidos, líctidos y cerambícidos. El mayor daño lo producen en estado de larva, siendo fases no operativas las de pupa, ninfa y adulto.

Su ciclo vital es: huevo, larva, pupa, ninfa, insecto adulto.

Las hembras ponen huevos en los intersticios de la madera, grietas o antiguos orificios de anteriores ataques.

Cuando las condiciones son favorables, los huevos eclosionan y las larvas comienzan a excavar hacia el interior de la madera formando las galerías.

Cuando el insecto es adulto, busca una salida al exterior haciendo el orificio visible en la superficie. Una vez fuera se aparea y busca otra pieza, completando así el ciclo vital. El macho muere después de copular y la hembra lo hace después de depositar los huevos.