Crecimiento de la madera


Pino

Cada anillo indica el ciclo vital de un vegetal, correspondiente a un año de vida. Estos aparecen muy visibles en pinos, abetos y cerezos. Por la forma cónica del tronco, los anillos se comprimen, conforme crece. Si queremos medir de forma fiable los años de un tronco, debemos cortar cerca de la raíz.

En función del ritmo de crecimiento de la masa leñosa, nos encontramos dos tipos de creciemiento:

a) De primavera - verano: Madera formada por tejido vascular en la que predominan los vasos que conducen la savia. Su color es más claro. Es más blanda, y de vasos gruesos. En primavera el ritmo es mucho más rápido y las células que se forman de mayor diámetro. En vera el ritmo se realentiza por las condiciones de extremo calor.

b) De otoño - invierno: Formada por tejidos de sontén, los vasos son más estrechos y su coloración más oscura. Es una madera más dura que la de primavera. El desarrollo es mayor en otoño, paralizándose en invierno por las bajas temperaturas.

Esta diferenciación tan marcada, solo se produce en las zonas donde hay estaciones, no así en las zonas tropicales donde las condiciones de humedad y temperatura son constantes.